Transparentes
Estadisticas Regionales
Exequátur
Petrocaribe
Estadisticas Regionales
Transparencia
Estadisticas Regionales
Fondo Monetario
Digepres
Cosefin
Estrategia para Mercado
DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES  

Martes 10 de Enero 2012

Informe Fitch Ratings resalta RD tiene moderados niveles deuda y  altos niveles de PIB per cápita

El viceministro de Hacienda, Julio Aníbal Fernández, y el director de Casinos, Manuel Francisco de los Santos Jiménez, informan a la prensa la continuación de los operativos contra las máquinas tragamonedas.

El Ministerio de Hacienda de República Dominicana informa que ha recibido con satisfacción el informe de calificación de riesgo de la agencia calificadora “Fitch Ratings”.

En este informe “Fitch Ratings” mantiene la perspectiva para el indicador de riesgo de emisión tanto en moneda extranjera como nacional en B y el techo país en B+. El informe resalta que la República Dominicana tiene moderados niveles de deuda y altos niveles de PIB per cápita al compararse con países de igual categoría B.

“Fitch Ratings”  señala que continúa siendo importante preservar la estabilidad macroeconómica para afianzar la confianza de los inversionistas y reducir las vulnerabilidades externas. 

Anexamos el informe en español e inglés.

INFORME DE CALIFICACION DE RIESGO DE LA AGENCIA CALIFICADORA FITCH RATINGS

EN INGLES:

Fitch Affirms Dominican Republic's FC IDR at 'B'; Outlook Positive

Fitch Ratings-New York-04 January 2012: Fitch Ratings has affirmed the Issuer Default Ratings (IDRs) and Country Ceiling for the Dominican Republic as follows:

Foreign currency IDR at 'B';

Local currency IDR at 'B';

Foreign currency short-term IDR at 'B';

Country ceiling at 'B+'.

The Rating Outlook is maintained as Positive.

The Positive Outlook reflects the Dominican Republic's good macroeconomic performance, improving prospects for higher export earnings due to the development of the mining sector, and increased availability of external and domestic financing sources. However, Fitch notes that the uncertainty surrounding the IMF program and the upcoming electoral cycle, as well as risks stemming from the global economy presently detract from the sovereign's improving credit profile.

The Dominican Republic' ratings are underpinned by moderate debt levels, higher GDP per capita than peers, relatively strong social development indicators, and a competitive business environment that supports foreign direct investment inflows.

In spite of growth slowing down to an estimated 4.4% in 2011, the Dominican Republic's five-year average growth performance remains in line with peers. Inflation, averaging approximately 8.5% in 2011, is lower than the 'B' category median. The expected move to a formal inflation-targeting regime in 2012 could further enhance macroeconomic stability over the medium term.

'Rising mining export volumes are strengthening the capacity of the economy to generate larger and more resilient current external receipts, mitigating long-standing external balance sheet vulnerabilities,' said Cesar Arias, Associate Director in Fitch's Sovereign Group. As a result, Fitch expects the current account deficit to fall below the 'B' median of 5% of GDP by 2013.

'The sovereign has benefited from broad multilateral financial support, sustained access to international capital markets and the rapid development of the domestic bond market,' added Arias. Moreover, the Treasury has pre-funded its entire 2012 external market issuance program and secured USD1 billion in budget support and project financing for 2012.

Buoyed by multilateral disbursements, reserves remain at historic highs and above the adequacy targets agreed with the IMF, supporting the sustainability of the managed exchange rate. Nevertheless, external liquidity ratio, at 97% in 2012, is significantly weaker than peers, and the country's external financing needs are among the highest in the 'B' category.

Thus, Fitch notes that preserving macroeconomic stability and the continued support from multilaterals remains important for anchoring investor confidence and reducing external vulnerabilities.

A narrow revenue base and burdensome electricity subsidies have slowed fiscal consolidation and delayed the full implementation of the IMF's Stand-By Arrangement and the concomitant disbursements. Yet, Fitch estimates that fiscal deficit was moderate in 2011 owing to expenditure restraint and additional receipts from the tax reform. Moreover, government debt, at 29% of GDP, remains lower than peers, and amortization payments are manageable in comparison to 'B' and 'BB' peers.

Moving forward, greater confidence in the ability of the next government to maintain macroeconomic stability and broad multilateral financing support would be positive for creditworthiness. A sustained reduction in the country's external vulnerabilities would also put upward pressure on the ratings. On the other hand, a sharp decline in non-debt-creating capital inflows or a confidence shock as a result of the electoral process resulting in currency pressures and a marked erosion of international reserves would be negative for the ratings.

EN ESPAÑOL:

Fitch Ratings-Nueva York- 4 de enero de 2012: Fitch Ratings confirma las calificaciones de la República Dominicana como sigue:

Moneda Extranjera (Indicador Riesgo del Emisor): 'B'; 

Moneda Local (Indicador Riesgo del Emisor): 'B';

Techo-país 'B+'; 

Moneda Extranjera de Corto Plazo (Indicador Riesgo del Emisor): 'B'.

La perspectiva para el indicador de riesgo del emisor, tanto en moneda local como en moneda extranjera, se mantiene en Positiva.

La perspectiva positiva refleja el buen desempeño macroeconómico de la República Dominicana, la mejora de las perspectivas de los ingresos por exportación dado el desarrollo del sector minero y el incremento en la disponibilidad de fuentes de financiamiento tanto externas como domésticas. De todos modos, Fitch entiende que la incertidumbre entorno al Acuerdo con el FMI y la cercanía de las próximas elecciones presidenciales, así como el riesgo asociado al desempeño de la economía global, limitan la posibilidad de mejorar el perfil de crédito.

La calificación de la República Dominicana la sostienen los moderados niveles de deuda, y altos niveles de PIB per cápita en comparacin con sus pares de la categoría B, indicadores de desarrollo social relativamente fuertes y un ambiente de negocios competitivo que soporta los flujos de inversión extranjera directa.

A pesar de una reducción del crecimiento a un estimado de 4.4% en 2011, el promedio del crecimiento económico de los últimos 5 años se mantiene en línea con sus pares. La inflación promedio de alrededor de 8.5% en 2011, es menor que la media de los países categoría B. Las expectativas de moverse a un régimen formal de metas de inflación en 2012, podrían realzar la estabilidad macroeconómica en el mediano plazo.

“El incremento en las exportaciones mineras están fortalecimiento la capacidad de la economía de generar mayores y más resistentes ingresos corrientes externos, mitigando las vulnerabilidades de las cuentas externas”, dice Csar Arias, Director Asociado en el Grupo Fitch Ratings. Como resultado, Fitch espera que el déficit de cuenta corriente sea menor al de la media de los países “B” del 5% del PIB para el 2013.

El país se ha beneficiado del apoyo financiero de los multilaterales, un acceso constante a los mercados de capitales internacionales y del rpido desarrollo del mercado local de títulos del gobierno’, añadió Arias. En adición, el Tesoro a pre-financiado en 2011 su programa de emisiones en el mercado internacional 2012, y ha asegurado US$1bn para el apoyo presupuestario y el financiamiento de proyectos de inversión para el 2012.

Impulsadas por los desembolsos de los multilaterales, las reservas internacionales se mantienen a niveles máximos históricos y por encima de las metas acordadas con el FMI, soportando así la sostenibilidad del tipo de cambio controlado. De todas maneras, el ratio de liquidez externa en un 97% in 2012, es significativamente más débil que el de sus pares, y las necesidades de financiamiento externo del país se encuentran entre las más altas de la categoría “B”.

Por esto, Fitch entiende que preservar la estabilidad macroeconómica y el soporte de parte de los multilaterales, continua siendo importante para afianzar la confianza de los inversionistas y reducir las vulnerabilidades externas.

Una estrecha base impositiva y altos subsidios al sector eléctrico han ralentizado la consolidación fiscal and han retrasado la completa implementación del Acuerdo Stand-by con el FMI, correspondientes desembolsos. A pesar de esto, Fitch estima que el déficit fiscal en 2011 fue moderado, debido a la contracción de los gastos y los ingresos adicionales resultantes de la reforma fiscal aprobada. En adición, la deuda del gobierno a un 29% del PIB, se mantiene más baja que los países pares, y los pagos de amortizaciones son manejables en comparación los que tienen países pares “B y “BB”.

De cara al futuro, una mayor confianza en la habilidad del prximo gobierno de mantener la estabilidad macroeconómica y el amplio soporte de los multilaterales serán positivos para el crédito. Una reducción sostenida de las vulnerabilidades externas también generará presiones para el alza de la calificación. Por otro lado, una fuerte disminución en entradas de capitales (no relacionadas a deuda) o un choque en la confianza como resultado del proceso electoral, que provoquen presiones a la moneda, y una marcada erosión a las reservas internacionales, sería negativo para las calificaciones.